El sobreviviente

Lalo está en la casa de la abuela. Se lo había pedido a mi mamá y a mi papá, en lugar de un hermanito, para mi cumpleaños. Me dijeron que primero tenía que pasar de grado, que si era responsable con la escuela iba a ser responsable con el gato. Por eso, pasé a cuarto y tuve muchos muy bien diez felicitados. Con cada prueba de la maestra sumaba porotos para Lalo. Ahora estoy chocha porque al fin voy a conocerlo. Ya no hay clases y hace calor así que podemos ir a buscarlo. Eso sí, mi mamá me avisó que nos vamos a tener quedar unos días con la abuela, hacer un último esfuerzo.

Continúa leyendo «El sobreviviente»